Hablar En Público

Cómo superar nuestro miedo a hablar en público

Aunque usted no sea una persona especialmente insegura o introvertida, lo más probable es que le cause nerviosismo la simple idea de hablar en público. Perder el miedo es una cuestión de aprendizaje y práctica. Debemos prestar gran atención a nuestra voz y nuestro lenguaje corporal. A continuación veamos algunas de las ideas propuestas por el portal wikihow, que nos permitirán confiar en nosotros y convertirnos en consumados oradores.

Hablar en público

1. Las habilidades que nos permiten sentirnos cómodos a la hora de hablar en público.

Conocer a nuestra audiencia

Antes de participar en un coloquio, debemos aprender a conectar con nuestro público, a través de preguntas relacionadas con los roles de ellos, dependiendo de la edad, el género, la educación, religión, etc. Gracias a estas preguntas, lograremos llenar esos huecos en blanco y lograr esa confianza necesaria, que afecta a nuestra forma de hablar.

Controlar nuestras emociones

Debemos dejar fuera las malas sensaciones, que nos provocan nerviosismo y por contrapartida nos afecta a la voz y a nuestro lenguaje corporal. Tenemos que replantear nuestros pensamientos, e intentar evadir nuestros sentimientos negativos. Cuando logramos esto, veremos cómo nuestro lenguaje corporal mejorara notablemente, provocando la implicación del público a nuestra charla.

Hablar en público  – Aprender a estar cómodo con el silencio

Los silencios pueden llegar a ser incómodos, pero a la vez, puede ser buenos momentos. Aprovecharemos para respirar para comenzar de nuevo el discurso con fuerza. Tenemos que contar con el silencio, como una herramienta de ayuda y no como un enemigo.

Identificar nuestros patrones de habla

Conocer nuestra manera de hablar es importante para saber que habilidades tenemos y cuales debemos mejorar.

Hablar en público – Habilidades que nos preparan tanto a nosotros mismo como a nuestro discurso.

Una planificación adecuada

Estar familiarizado con el contenido ayudara a reducir en gran cantidad el estrés que nos produce el hablar en público. Si preparamos bien el discurso, lo que estamos preparando es un personaje ficticio, que es el que hablara con sus oyentes. Además, es importante planificar otros elementos, que de primera parece que no tienen gran importancia pero que terminan codificando el discurso, como pueden ser la ropa, la comida …

Hacer un esbozo del discurso

Aunque no sea necesario escribir todo el discurso, ayuda tener algún esquema que nos guíe durante nuestra intervención. Un pequeño esquema ayudara a desarrollar una conversación más fluida, ya que si tenemos pánico y se nos olvida algo, podemos acudir a este para volver al tema del que estábamos hablando.

Practicar el discurso y grabarlo

Es importante grabarlo con anterioridad, para así poder tomar notas de nuestra forma de hablar, el tono, el lenguaje corporal y otros factores que condicionan nuestro discurso y así poder cambiarlos antes de nuestra intervención.

Respirar profundamente, sonreír y mantenerse hidratado

La respiración es uno de los componentes claves de un buen discurso. El oxígeno permite que nuestro cuerpo se encuentra en calma y centrado en lo que estamos realizando. Por otro lado, es importante el  sonreír y estar hidratado, para estar felices y energizado.

Descansar bien

Un descanso completo, nos permite el sentirnos renovado al día siguiente y llenos de energía para afrontar la tarea que nos toca.

Hablar en público – Habilidades que nos ayudan a hacer una buena presentación.

Calentar: antes de dar un discurso es necesario que calentemos nuestra voz y nuestro cuerpo por pequemos estiramientos y ejercicios de movimiento.

Presentarse: incluso, si la presentación e para personas con la que tenemos confianza, es muy importante una buena presentación. Esto alivia el estrés que podemos tener y calienta a la audiencia.

Comenzar nuestro discurso como una tesis: tener una tesis proporcionara a la audiencia información sobre el tema que trataremos.

Participar con nuestra mirada y nuestro lenguaje corporal: mirar a los ojos al público, con un bueno uso de expresiones faciales y de las manos, recuerda a la audiencia que el tema del que estamos tratando no es aburrido.

Articular mientras  hablamos: la palabra es muy valiosa para hablar en público. Si la audiencia no logra entender lo que estamos transmitiendo, es fácil que se distraigan.

Controlar nuestra energía: el público debe tener la misma energía que la nuestra, por lo que si usted está nervioso, lograra transmitírselo al público.

Seguir el esquema: si nos encontramos nerviosos, es recomendable que se siga el esquema realizado. Al recurrir a esta herramienta, debemos cuidar nuestra manera de ejecutarla. No se puede leer mirando el papel, sino que debemos volver la mirada al público.

Divertirse: los grandes oradores que consiguen una atención plena y éxito en sus discursos, son aquellos que se divierten. Para ello, debe sentirse orgullo de poder compartir sus conocimientos con personas que desean escucharte.

Si le ha gustado este artículo y desea más información, puede apuntarse a nuestro E-Curso  COACHING COMO HERRAMIENTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra nuestra Newsletter

Consentimiento envío información comercial

Información básica sobre protección de datos:

  • . Responsable de tratamiento: Creatia Business S.L.
  • . Finalidad: Remisión de comunicaciones comerciales.
  • . Legitimidad: Consentimiento expreso del interesado.
  • . Destinatarios: No se cederán datos a terceros excepto cuando sea necesario e imprescindible para atender su solicitud
  • . Derechos: Acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación, portabilidad.
  • . Puede consultar la información adicional sobre protección de datos a través del siguiente enlace https://creatiabusiness.com/proteccion-de-datos/