Real Life Conversations

Kelly McGonigal: cómo hacer que el estrés sea tu amigo

El estrés es considerado algo negativo, a evitar en nuestras vidas dentro de lo posible. Ciertamente el estrés puede tener efectos altamente negativos en nuestro organismo y su acción prolongada causa miles de muertes prematuras cada año. Pero la realidad es que el estrés en si mismo no es negativo: es la respuesta de nuestro sistema nervioso ante las demandas del entorno. La clave radica en cómo interpretamos el estrés, y este es el punto básico en torno al cual gira la charla de Kelly McGonigal, cuyo objetivo es cambiar la concepción que se tiene del estrés.

Cuando hablamos de estrés, ¿De qué estamos hablando? A la mayoría de personas se le proyectan en su mente prisas, excesos de trabajo, presiones familiares, económicas, etc. Pero, desde un punto de vista teórico, hablaríamos de una reacción fisiológica que se desencadena en nuestro cuerpo como respuesta a una amenaza interna o externa. Nuestro corazón late más rápido, aumenta nuestro nivel de alerta, los músculos se contraen, y básicamente toda nuestra máquina corporal se prepara para una acción defensiva. Un mecanismo de supervivencia que la evolución propició, y que ha salvado a miles de personas a lo largo de la historia, pero hoy en día tanto el entorno como nuestras percepciones de peligro y amenaza han cambiado, y lo que antes era un oso hambriento corriendo hacia nosotros en mitad de un bosque, hoy es una carta de aviso por impago en nuestro buzón. Y es que el ser humano ha logrado cambiar su entorno mucho más rápido de lo que los mecanismos evolutivos lo han hecho. Por tanto, y como bien explica McGonigal, el objetivo de la psicología hoy en día ya no es eliminar el estrés, el objetivo está en saber gestionar el estrés. Lo que antes nos ayudaba a sortear los peligros, ahora es en sí mismo el peligro.
Pero, ¿Qué ha motivado la idea de que debemos cambiar nuestra percepción del estrés? La respuesta estaría en que el estrés al igual que dispara la química de nuestro cuerpo para la defensa, también activa hormonas que pueden contrarrestar sus efectos. La oxitocina, también llamada molécula del amor u “hormona de los mimosos”, es la protagonista de ello. Una hormona cuyo papel principal es proteger el sistema cardiovascular con un efecto anti inflamatorio, que va desde relajar nuestros vasos sanguíneos a ayudar a la regeneración celular del corazón. Además hoy se sabe que las cantidades de oxitocina en nuestro cuerpo, se intensifican con el contacto con otras personas y el apoyo social al individuo, por ello cuando sufrimos estrés y nos acercamos a otros, ya sea para buscar ayuda o apoyo, nuestros niveles de oxitocina crecen y de este modo la respuesta al estrés se torna más saludable. Es decir, el mecanismo de nuestro cuerpo para recuperarse del estrés es el contacto humano. Pero esto significa que debemos elegir cómo queremos afrontar nuestra vida, una cuestión de confianza en nosotros mismos y nuestro cuerpo para alcanzar un alto nivel de resiliencia, y en definitiva la cuestión de saber que la vida siempre estará llena de peligros y es inevitable que así sea, pero lo que hay que recordar es que no tenemos porqué enfrentarlos solos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra nuestra Newsletter

Consentimiento envío información comercial

Información básica sobre protección de datos:

  • . Responsable de tratamiento: Creatia Business S.L.
  • . Finalidad: Remisión de comunicaciones comerciales.
  • . Legitimidad: Consentimiento expreso del interesado.
  • . Destinatarios: No se cederán datos a terceros excepto cuando sea necesario e imprescindible para atender su solicitud
  • . Derechos: Acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación, portabilidad.
  • . Puede consultar la información adicional sobre protección de datos a través del siguiente enlace https://creatiabusiness.com/proteccion-de-datos/